Buenos días:

Ya ha salido el Gordo de Navidad! Si habéis tenido suerte y habéis sido de los afortunados, recordad:

Los premios cuyo importe íntegro sea igual o inferior a 2.500 euros están exentos de impuestos.

Sin embargo, los premios que superen los 2.500 euros debe tributar en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) a un tipo fijo del 20%. El impuesto será satisfecho en el momento del cobro del premio, ya que se practicará una retención del 20% por parte del pagador, normalmente el Banco, que después tendrá la obligación de ingresar en Hacienda.

Si todavía no os ha tocado nada, no desesperéis porque todavía quedan muchos premios por salir!

Felices fiestas!